Log in

Con la revolución de las nuevas tecnologías y el uso de redes sociales es necesario protegerse de peligros y llevar a cabo procesos de ciberseguridad. Para ponerlo en práctica, hay que conocer las fases en las que aplicarlos. Podemos dividir el proceso en tres fases especificas: prevención, localización y reacción.

• Prevención: Para reducir los peligros y los posibles errores lo principal es actuar de forma temprana y contactar con profesionales expertos; dichos expertos te informarán de todo lo que puede ocurrir en el sistema y como reaccionar en caso de verse afectados por un ataque. Para poder prevenir una situación de riesgo, es muy importante que los empleados del negocio tengan unos conocimientos básicos sobre ciberseguridad. Deben conocer las distintas herramientas que se utilizan y cómo garantizar el máximo nivel de seguridad para no favorecer la entrada de los hackers maliciosos.

• Localización Después de prevenir y haber experimentado algún tipo de incidente, tenemos que localizar dónde radica el problema. Para ello, la mejor herramienta es disponer de un sistema de monitorización eficaz que nos ayude a detectar el ataque en tiempo real para poder concentrarnos en él de inmediato. Localizar el ataque o la infección no es tan fácil como pueda parecer, dado que los ciberdelincuentes son conscientes del uso de estos sistemas y lo que hacen es trabajar de manera que sus ataques puedan pasar desapercibidos.

• Reacción: Cuando se localiza la amenaza, se ofrece una respuesta técnica inmediata para mitigarla. Para ello se empleará la siguiente metodología:

  1. Comenzaremos desconectando los equipos de la red.
  2. Instalaremos un antivirus o sistema de monitorización que pueda satisfacer las necesidades o actualizaremos el que ya hubiera.
  3. Llevaremos a cabo un análisis sobre el sistema.
  4. Realizaremos cambios en todas las contraseñas.
  5. Realizar una limpieza a fondo del sistema para comprobar que ya no existe ningún tipo de peligro.

En el caso de que notemos la falta de datos o información robada confidencial, también deberemos proceder de la manera pertinente para comunicarlo a los usuarios afectados y calificar la situación como un delito informático.

Agrega tu email para recibir novedades de seguridad
Estoy de acuerdo con el Términos y Condiciones